Nos hacemos pira?. Expulsiones y sanciones. ¿Se puede intervenir en la organización escolar? Aprender a ser responsables

Pensamientos heridos Material de Apoyo

Pensamientos heridos: Mario Boss & El Artista

Referencia

Expulsados
Expulsados

— No se puede expulsar a esos alumnos del centro.

Fue lo primero que me dijo Areta, con tono de ordeno y mando, en cuanto descolgué el teléfono. Decididamente el inspector parecía enfadado.

¿Que no se podía expulsar a Daniel Briñas y a Carmelo Miranda del instituto después de lo que habían hecho?¿Que no se les podía expulsar, ni por unos días, después de que les habíamos impuesto el castigo más leve? Me preguntaba como un eco a mí mismo. Podría ser que no hubiera entendido bien o que Areta no estuviera bien enterado de lo sucedido. ¿Tendrían razón el resto de profesores del Consejo, con Fito a la cabeza, de que no se podía expulsar así como así a aquellos alumnos del centro? ¿Éramos después de todo unos ingenuos o éramos demasiado rigurosos e intentábamos aplicar unos castigos desproporcionados?

— No te entiendo, ¿qué quieres decir?

[su_expand more_text=»Leer más» less_text=»Leer menos» height=»0″ link_color=»#0783f1″ more_icon=»icon: plus» less_icon=»icon: minus»]

—Lo que te digo es que no se puede expulsar a estos alumnos, a Daniel Briñas y a Carmelo Miranda.

—¿Ni por cuatro días que quedan hasta que acabe el curso?

—No.

—¿Y por qué no? ¿Porque lo dices tú? — el tono autoritario de Areta despertó un resorte de insolencia en mi réplica.

— No, es una cuestión de forma. El expediente de expulsión, que hemos recibido, está mal hecho porque no ofrece garantías de imparcialidad. Se tiene que nombrar un instructor, un profesor que haga las veces de procurador, que reúna todos los informes alrededor del caso de un modo neutral.

— Pero, vamos a ver— mi tono ya no sonaba insolente sino impaciente —, no hay ninguna duda de que fueron ellos los que robaron en el instituto y que pegaron de ese modo tan brutal a sus compañeros. Ellos mismos han reconocido que lo hicieron.

—Sí, pero eso no son formas de hacer las cosas. El procedimiento es como es y tú no lo vas a cambiar.

— O sea que me quieres decir que si no se hacen así, como tú dices, no se puede expulsar a estos alumnos. Es una trampa burocrática.

— No, es más: tienes que readmitirlos para mañana mismo. Me estaba empezando a desesperar.

— ¿Que tengo que readmitirlos mañana mismo?

— Así es. Sus padres han llamado a Delegación y han dicho que no es normal lo que estás haciendo a sus hijos.

Yo no podía dar crédito a lo que estaba oyendo.

— ¿Y tú te pones del lugar de los padres?

— No, yo me pongo en lugar de las leyes.

— ¡Pero qué leyes son esas que permiten la impunidad de esos alumnos! — sin darme cuenta había subido el tono de voz, casi estaba gritando, me estaba poniendo fuera de mí—. Si no castigamos a esos alumnos va a parecer que todo el mundo en este instituto puede hacer lo que le dé la gana. El resto de los alumnos van a creer que aquí impera la ley de la selva, que cualquiera puede entrar a robar al instituto y destrozar todo, dar una paliza de muerte a unos compañeros y no recibir ninguna sanción. Eso no lo entendería nadie.

— Tal vez haya que buscar otro castigo que no sea la expulsión. P. 220, 221

Alfredo, el de interculturalidad, había pensado en confeccionar un periódico del instituto que se iba a titular “La Patata Caliente”. Yo me lo imaginaba ya con los titulares y las observaciones:

Asalto en el aula de informática del instituto. Serios destrozos y varios aparatos desaparecidos. (Se está investigando la autoría). Se produce una pelea entre dos alumnos de 2ºC, solo heridas leves. (Son llevados al Consejo de Convivencia) Expulsado un alumno en 4º C y otro del Aula Especial (esto casi no es noticia). La bibliotecaria denuncia que han desaparecido dos libros de la biblioteca. (Sorprendente. Se puede pensar en estimular una campaña de robos para incitar a la lectura). La profesora de lenguaje de signos falta porque se ha quedado afónica (ha mandado una nota con un mensajero). El profesor de Educación Física va a faltar al menos tres semanas porque tiene lumbago ( es la tercera vez que coge baja a lo largo del curso). Llega un nuevo alumno extranjero al centro (esto no es noticia). Es pakistaní (aquí está la noticia). (Habrá que comprar diccionarios de urdu). Una alumna de Burkina Fasso de 14 años afirma estar embarazada. (Impublicable por ahora). La alumna Elsa Basabe intoxicada intencionadamente por un compañero (Se está investigando) Desmentido el rumor de que se vayan a entregar condones gratis a los alumnos (¿censurar?) Dos alumnos del centro agredidos en un supuesto ataque racista. (Quitar la expresión racista o supuesto) El equipo de fútbol del centro golea al Najerense 3-0 (meter foto) Los alumnos de enología realizan prácticas en las bodegas de Heredad de Bilibio (Publicidad indirecta y gratuita. Pensar en introducir publicidad pagada. Fin de notas de prensa) p. 161

[/su_expand]

Compartir

Un comentario

  1. Tenemos que comportarnos bien en las aulas de clases ,pero también debemos respetar a los profesor .Las salidas del cole cuando no debemos o las piras pueden ser muy peligrosas ,por que pueden pasar muchas como tener un accidente ,pero por eso debemos acatar las normas del instituto ,colegio, etc . Nosotros debemos a aprender hacer responsables por que nuestros padres no estarán siempre tener mucho cuidado no hagais piras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más publicaciones

Cajón Desastre

Viaje de Ida y Vuelta

El proyecto socioeducativo 12Nubes, integrado por jóvenes de la ciudad de Vitoria-Gasteiz dialoga con sus padres, madres, abuelos y abuelas, sobre la experiencia migratoria que

Cajón Desastre

Montaje panel de entrenamiento FLL

Ya disponemos de nuestro panel de entrenamiento para participar en la FLL Euskadi. Reciclando material, planificado y ejecutado por nosotros mismos nos ha quedado super