“Tabaco, marihuana, alcohol, pastillas,…” (Esa complicada convivencia)

A todo gas por Cuarzo Posse

Daniel le ofreció ver un vídeo y la arrastró hacia un sofá-cama donde se arrellanaron a ver una película de adolescentes americanos a quienes todos los problemas que se les suscitaban tenían que ver con el sexo. A Elsa le parecía que ya la había visto pero no dijo nada, se sentía realmente mareada. Un destello de lucidez le hizo pensar que tal vez Dani le podía haber metido coca en el porro para que le hiciera más efecto. De repente se encontró recriminándose a sí misma por haber sido tan inconsciente de haber aceptado aquellas caladas. No se podía fiar de Dani, no había pasado mucho tiempo desde lo sucedido en Burdeos.

Al poco de empezar a ver la película, Dani le pasó el brazo por encima del hombro. De vez en cuando daba una calada al porro y dirigía el humo hacia Elsa como si así buscara que le hiciera más efecto.

— ¿No quieres más? —. Al final, cuando casi había acabado el porro, le ofreció la colilla y sin esperar su respuesta aspiró profundamente haciendo que se enrojeciera el rescoldo y le dio un beso, al tiempo que le metía todo el humo en la boca. P. 227

Antes de que la excursión siguiera su camino hacia Futuroescope, Federico y yo decidimos hacer una requisa de alcohol rebuscando entre los asientos y entre los escondrijos más recónditos de los autobuses.

Yo, penando todavía con las últimas oleadas de la resaca del día anterior, tenía un sentimiento ambivalente, pues el gesto de incautar las bebidas parecía obedecer más a una resolución visceral mía, de rechazo al alcohol, que a una lógica decisión educativa.

Algunas bebidas, como el güisqui o el ron, aparecían en sus envases originales a medio beber, otras, las transparentes como el vodka, la ginebra y el orujo, estaban camufladas en grandes botellas de agua. Había además algún garrafón de pacharán casero y varias cajas de vino envasado en tetrabrick. Pag. 30─31

……………………….

Colocamos todas las botellas en un montón y cuando los alumnos vieron entre incrédulos y divertidos todos los recipientes incautados se asombraron, como si no pudieran creerse que hubieran sido capaces de llevar tal cantidad de alcohol.

Por su parte, los escasos alumnos musulmanes que participaban en la excursión miraban todo con un distante aire de suficiencia, como si no tuvieran nada que ver con aquel problema. Ellos sabían que el hachís era mucho más fácil de ocultar.

Atapuerca, previsor, se había llevado algunos porros hechos y encendió uno. Al hacerlo aprovechó la llama del mechero para buscar un lugar que no estuviera ocupado. En todos parecía haber alguien. Cuando se apagó el mechero le pasó el porro a Alejandra y ésta, después de dar una profunda calada, se dejó caer desmayadamente sobre un sofá.

— Eh, tía mira donde te sientas le dijo la voz de una sombra desde la oscuridad.

Los dos se rieron y Atapuerca se acercó a Alejandra, la besó echándole una bocanada de humo, y le propuso al oído marcharse de allí a la lonja. Alejandra aceptó encantada con tal de que luego la llevara hasta su casa en la moto.148

…………………………

Otra vez aparecía el XL. Debía ser el que mencionaban en el otro diálogo, el que temían que se enterase del robo de los dos discos, debía de ser su jefe. Mencionaba algo de ir a la lonja “mañana”. Miró la fecha de la conversación y era del día anterior, o sea que ese mismo día iban ir a la lonja. También hablaban de costo. Era el único sitio en el que aparecía una referencia a droga. No quedaba claro si se lo pedía para su propio consumo o para traficar con ello. pag 234

Compartir

10 comentarios

  1. la droga empieza, en muchos casos conocidos, como forma de rebelarse y sentirse libre y evadid@ de todo.
    Muchas veces la presión de grupo hace que caegamos en probarla, en tontear con ella (se empieza muchas veces con un simple cigarro «mareador y asqueroso en su inicio) Lo que empezó siendo una señal de libertad a nuestro parecer, puede acabar con nuetra voluntad, ya que lo que decidias tu probar al principio, ahora ya se convierte en un hábito necesario y no en una opción, sino una necesidad para estar como estábamos antes sin necesidad de ninguna sustancia. Esta libertad se vuelve una cárcel cuando se crea dependencia. evitemos hacernos presos, está en nuestra mano.

    1. «Lo que empieza por una especie de gesto de libertad puede acabar en una cárcel». Y añado yo, en una cárcel interior y en otra física exterior. Un porcentaje muy importante de personas que están cumpliendo condenas de prisión es por tráfico de sustancias prohibidas.
      Lo que decís del control de grupo es una reflexión muy a tener en cuenta. En las tutorías se deberían de trabajar mucho más este tipo de situaciones para dar más sentido de la responsabilidad al individuo frente al grupo de amigos (o no amigos) haciendo desarrollar la autoestima, el sentido de la responsabilidad y la defensa de las opiniones propias.

  2. Está muy bien este tema Porque me gustaría mucho que la gente parase de fumar .
    Y esta fatal que hayan fabricado el tabaco.Esta mal lo de el tabaco porque te quedas sin dinero , se empiezan a apagar las neuronas , la salud y poco a poco te vas quemando por dentro.

    1. Hola Dibi, bienvenido a 12nubes y esperamos verte habitualmente por la RED. Te invitamoa a que leas este artículo de Joseba Zabala. ¿Qué te parece?

  3. Las drogas pueden parecer que es algo que no hace daño , pero por que nos haga pasar ese buen momento no debemos pensar que sera muy bueno para la salud . Debemos apartarnos por que si la consumes te puede llegar a costar tu vida .MI consejo es que no os dejéis llevar por esa tentación

  4. Max, otra vez vuelvo a estar de acuerdo contigo, te invito a que sigas participando en el blog exponiendo tus sabios consejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más publicaciones

Cajón Desastre

Viaje de Ida y Vuelta

El proyecto socioeducativo 12Nubes, integrado por jóvenes de la ciudad de Vitoria-Gasteiz dialoga con sus padres, madres, abuelos y abuelas, sobre la experiencia migratoria que

Cajón Desastre

Nos gusta ser diferentes

Ya hemos enviado nuestro vídeo al concurso de UnescoEtxea «Dame un minuto de,… educación inclusiva» y queremos compartirlo con vosotrxs.