Reflexión del autor, Manuel Septien

Relacionada con la Nube 1 (“Una de peleas”) la presentes nube titulada “Amistades problemáticas” y subtitulada “haciendo amigos y enemigos” pone el foco en la socialización y las relaciones entre iguales de los adolescentes. Nadie pone en duda que las amistades juegan un papel fundamental en el adecuado desarrollo psicológico y social en el periodo de la adolescencia.

Y tan importante es si se tiene o no amigos, como quiénes son los amigos y la calidad de estas amistades. Todos estos aspectos pueden ejercer una influencia tanto de carácter positivo como negativo en el principalmente en la edad adolescente en la que, por un lado, las amistades suponen un recurso fundamental para el desarrollo emocional y social pero, por otro, pueden suponer influencias indeseables en relación con su estado emocional o su conducta.

Las relaciones sociales en la adolescencia, en comparación con la niñez, son más estables, están menos supervisadas por los adultos y se caracterizan por una mayor intimidad y empatía. Son relaciones que, además, por sus particularidades, influyen en el desarrollo cognitivo y emocional del adolescente, en su adaptación al medio social en el que convive, en el aprendizaje de actitudes y valores, en la formación de la identidad y en la adquisición de habilidades sociales.

[su_expand more_text=»Leer más» less_text=»Leer menos» height=»0″ link_color=»#0783f1″ more_icon=»icon: plus» less_icon=»icon: minus»]

Las relaciones con el grupo de iguales, además, inciden en otros ámbitos de la vida como la familia, la escuela y la comunidad y las relaciones de amistad influyen en el desarrollo adolescente

Como muestra el trabajo realizado por Estefanía Estévez y otros, Psicología Evolutiva (2009), “Las relaciones sociales en la escuela. El problema del rechazo escolar” estas agrupaciones pueden derivar en rivalidades tal como nos muestra la novela de “Nubes de tiza”, y acabar en enfrentamientos violentos.

Un hecho importante que se explica en el trabajo citado es la importancia del estatus social como factor aglutinador y de rechazo de manera que muchas y muchos adolescentes que han adquirido un cierto estatus lo arrastran a cursos posteriores, y éste es especialmente relevante en el caso del alumno o de la alumna rechazada. Este aspecto merece la pena ser destacado por su relevancia a múltiples niveles: tanto por el bienestar de los alumnos implicados como por su afectación en la dinámica de enseñanza- aprendizaje en el aula.

Una consecuencia importante de que se arrastre un estatus en los cursos posteriores es el hecho de que algunos adolescentes rechazados muestran al mismo tiempo comportamientos agresivos y antisociales, mientras que en otros casos pueden interiorizar su situación manifestando importantes problemas de conducta. En cualquiera de los dos casos los efectos en el rendimiento escolar son devastadores.

Para prevenir estas situaciones de rechazo entre compañeros, tal como sugieren los autores del trabajo citado, debemos atender a las principales causas que los provocan.

Entre los factores de riesgo encontramos que la manifestación de estas conductas especiales o antisociales provocan en muchos casos la repulsa directa de los iguales. La prevención de problemas de rechazo social vendría de la mano de acciones que indujeran a la prevención de las conductas violentas y antisociales en las escuela. Para esto los educadores deberían desarrollar programas y actuaciones para fomentar habilidades sociales de estos estudiantes y acciones encaminadas a desarrollar la autoestima.

Como reflexionábamos en la nube anterior, además del personal educativo las familias tienen un papel fundamental en el cumplimiento de estos objetivos. El trabajo conjunto de padres y madres y las escuelas reforzaría los beneficios de estas intervenciones. Estos programas de prevención e intervención se presentan como absolutamente necesarios, dado el alcance de las consecuencias negativas que la condición de rechazo social provoca en la persona, el rechazo social en la adolescencia puede provocar tanto problemas en el rendimiento académico y su integración en el medio escolar, como comportamientos conflictivos y problemas emocionales, la insatisfacción personal, depresión y el sentimiento de soledad.

Evitar en la medida de lo posible estos casos y prevenir el surgimiento de casos nuevos es una cuestión pendiente todavía en muchas escuelas, donde la discusión entre el objetivo profesional de la mera transmisión de conocimientos o de la formación integral del alumnado, sigue estando en debate.

[/su_expand]

 

Compartir

3 comentarios

  1. A veces yo me he sentido traicionada por amigas, me he sentido mal, triste y sola. Alguna chica me ha visto mal y me ha querido ayudar y eso ha hecho que tuviera una nueva amiga con la que poder confiar, hablar, hacer tonterias,… . No me gusta hacer lo que me han hecho a mi y lo mas importante es que de los errores se aprende.

  2. A veces, como dices, es solo una impresión, otras realmente las amistades defraudan las expectativas que has puesto en ellas. Por el contrario, otras veces personas que no esperabas te sorprenden y te encuentras con nuevas amistades. A lo largo de la vida nos va a tocar encontrarnos en este tipo de situaciones y tu texto demuestra que tu están en el camino de comprender y aceptar que esto forma parte de la convivencia y de las relaciones humanas.

  3. Las amistades aunque sean a distancia siguen prevaleciendo por que los sentimientos no se marchitan. Por que ni el tiempo ni la distancia va a permitir que nuestra amistad termine. Por que muchos piensan que la distancia es un fin, pero yo creo que es una a continuación de seguir con algo que es muy importante para alguien.♥

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más publicaciones

Cajón Desastre

Viaje de Ida y Vuelta

El proyecto socioeducativo 12Nubes, integrado por jóvenes de la ciudad de Vitoria-Gasteiz dialoga con sus padres, madres, abuelos y abuelas, sobre la experiencia migratoria que

Slotter

David Manteiga Canabal, Desarrollador de aplicaciones web, ex bailarín de break dance, cantante y productor de música rap. Con tres trabajos a la espalda como