Reflexión de las jóvenes

Los mayores piensan que nuestro amor no es tan profundo como el suyo, y creemos que no es así. En esta época, adolescencia, es en la que más se sufre por amor porque es en la que más se siente, con mayor fuerza.

Nuestros padres nos tienen que dejar cometer nuestros propios errores, sino nos agobian y nos condicionan.

Los sentimientos se viven diferente entre los chicos y las chicas, los chicos están por el interés y las chicas buscan una relación más duradera y romántica.

El amor depende de factores culturales, religiosos, de carácter y nos afecta principalmente a las mujeres. Se nos juzga y controlan todas nuestras relaciones.

  14 comentarios en “Reflexión de las jóvenes

  1. emopilar@gmail.com'
    emopilar
    14 marzo, 2015 at 2:44 pm

    Hablamos del amor en todas sus variantes. nos centramos en el de “pareja” pero tocamos también el que nos vincula a familiares, amigos..etc. entre distintas reflexiones destacamos una como la más repetida: “muchas veces no mostramos lo que sentimos por miedo a ser traicionados” y este hecho se debe a que no nos da miedo sufrir el desamor y mostrarnos haciéndonos vulnerables. Hablamos por ello de las diferentes cuestiones en las que hemos de fijarnos para saber diferenciar y prevenir el ser decepcionados aunque coincidimos en que no es una ciencia excata esto “DEL QUERER”.

    Os dejamos una lista de las cuestiones que hemos recopilado y debatido entre todos mediante una lluvia de ideas como necesarias e imprescindibles para detectar lo que implica el “amor” para saber cuando es una relación saludable. destacamos: CONFIANZA, RESPETO, ACEPTACION de lo bueno y malo, EMPATÍA, AYUDA, COMUNICACIÓN, CONSEJO Y CARIÑO.

    Pensamos entre todas si las personas que nos gustan o nos han gustado tienen capacidad y nosotros hacia ellas, de cumplir estos indicadores. compartimos experiencias y nos aconsejamos entre todos.

    Nuestra conclusión final es que nadie puede vivir sin amor. y que es importante entender lo que es sano para no confundirlo y encontrarnos con relaciones innsanas. al hilo de esto salen a relucir los CELOS y nos damos cuenta de que casi todos pensamos que si la persona a la que queremos tiene CELOS es una señal de que nos quiere y le importamos. hablando de ello vemos que esta afirmación es una creencia generalizada y la desmentimos. los celos sin inseguridad, atentan contra nuestra libertad y no debemos asumirlos como necesarios.

    • 12 nubes
      14 marzo, 2015 at 7:06 pm

      ¡Qué alegría veros por la Red!
      Sin duda las opiniones que vengan de vuestro grupo de reflexión nos resultarán de gran utilidad, puesto que el abordaje intergeneracional que vosotras aportáis, enriquece 12Nubes e integra los saberes de la experiencia y de la juventud.
      ¡Bienvenidas!

  2. Emociones El Pilar
    14 marzo, 2015 at 4:59 pm

    Hablamos del amor y surgen cuestiones como: “no expreso lo que siento por miedo a que me hagan daño” y “los celos son muestra de que nos quieren”.

    debatimos ambas cuestiones entre todos. la primera implica el miedo que tenemos a sentirnos rechazados y el miedo a sentirnos vulnerables y no ser correspondidos. opinamos que no siempre acertaremos en “esto del amor” pero decidimos crear una lista de puntos que consideramos indispensables para saber que somos queridos por otras personas. la lista mediante la lluvia de ideas se resume en: CONFIANZA, COMUNICACION, ACEPTACION, EMPATIA, COMPRESNSION, LIBERTAD, CARIÑO, RESPETO Y AYUDA. Creemos que son cuestiones indispensables en toda relación afectiva y verlas en la otra persona nos pueden ayudar a tener relaciones afectivas saludables.

    En cuanto al tema de los CELOS, todos parecen estar de acuerdo en que una persona que te quiere tiene que sentir celos. les hacemos ver que si existe una autoestima sana por las dos partes y confianza, los celos no han de existir. no son sanos ya que acaban con la libertad de la persona y la confianza imprescindible anteriormente nombrada. los celos son negativos y no tenemos que asumirlos como normales.

    Concluimos que todos necesitamos el amor en nuestras vidas, querer y que nos quieran, pero siempre siguiendo los puntos de nuestra lista para estar seguros de que tenemos relaciones de calidad. Os animamos a que los tengáis en cuenta y reflexionéis si los cumplen vuestras relaciones.

    • Manuel Septien
      16 marzo, 2015 at 10:27 am

      Muy interesantes, como en casos anteriores, las reflexiones de emopilar, que, además, sugieren nuevas reflexiones. Por una parte el hecho de que el tema del amor lo amplían más allá de la pareja a las personas cercanas con las que tenemos unas relaciones afectivas más fuertes. También es cierto que en muchas ocasiones tenemos temor a expresar estas relaciones de una manera más espontánea, por miedo a no ser correspondidos o a descubrir una parte de nuestra intimidad que puede dejar al descubierto nuestra vulnerabilidad.
      Para detectar la expresión de amor exponéis una serie de conceptos (respeto, cariño, consejo, empatía…) que pueden expresar el afecto de diferentes maneras y que además nos pueden servir para calibrar el grado de salud de las relaciones con los que compartimos nuestra vida. Como se dice en otros foros !me gusta!

  3. Manuel Septien
    16 marzo, 2015 at 10:38 am

    En otra parte el comentario del Pilar se habla de los celos como la otra cara (negativa) del amor y de la amistad.
    La verdad es que en nuestra reflexión no se trataba de ninguna manera de este tema , excepto en algún material – el enlace con un video- que tiene su importancia no sólo en las relaciones de amistad. Yo tengo mis reservas respecto a que la persona que estima a otro tenga que sentir celos como muestra de ese afecto o amor. A veces en las relaciones de amistad lo de “mi” amiga no suena tan fuerte como lo de “mi” mujer o “mi” con un posesivo que, a veces, suena a propiedad privada exclusiva.
    Entiendo que se puede hablar de un sentimiento de celos sanos y otros insanos como los de Otelo de Shakespeare donde son tan enfermizos que tienen un componente de locura. Y tambien puede que tengan con ver con el maltrato dentro de la pareja tema al que tendremos que volver en la última nube. Coincido más con la segunda parte de la reflexión donde se dice que los celos no son sanos y que las relaciones de pareja tienen que estar basadas en la autoestima y en el respeto mutuo.

  4. kmkmarquez13@gmail.com'
    kandi
    16 marzo, 2015 at 8:24 pm

    Cuando alguien te gusta hay que tratarlo bien. Por lo que yo he visto cuando alguna chica le gusta un chico no lo aprecia tanto como suele hacerlo un chico a una chica en ciertas circustancias.A mi me ha pasado varias veces que cuando he gustado a una chica no me ha tratado bien ( me ha insultado…) yo creo que me decia lo contrario a lo que pensaba….al principio creia que me odiaba y por fin le pregunte que es lo que pensaba de mi y fue sincera y me dijo que le gustaba.
    Creo que siempre hay que hacer aprecio y no desprecio te guste o no una persona,…porque lo pasas mal….y en el fondo no era sincera…

  5. 4A12nubes@franciscodevitoria.net'
    Rayá
    26 marzo, 2015 at 3:14 pm

    Las relaciones amorosas son complicadas en si, asi que es mejor si sabes que no quieres nada serio con nadie, ser sincero y decirlo, que tener novio/a solo por tener porque puedes acabar haciendo daño a las personas.

  6. Manuel Septien
    28 marzo, 2015 at 11:54 am

    En dos líneas dejas todo un compendio de sabiduría: cuando se trata de establecer relaciones en serio hay que tener sinceridad con el compañero o la compañera, que es lo más importante, sea para salir como novios como buenos amigos pues la sinceridad es la base de cualquier buena relación. Puede ser que a una cierta edad se quiere conocer este tipo de relación más “en serio”, pero realmente estoy contigo que cuando se establezca esa relación ha de ser sobre la base de un sentimiento mutuo en el que los dos sientan realmente esta necesidad realmente y no como una especie de prueba porque, como dices, se pueden herir los sentimientos de la otra persona.

  7. patriiciiasolotu@hotmail.es'
    Candy LR*
    30 marzo, 2015 at 11:37 pm

    Me hizo un poco de gracia eso de “Los chicos están por el interés y las chicas buscan una relación más duradera y romántica.” Por que no siempre es así la verdad jajaja Hay veces que es al reves & son ellos los que sufren & si han llegado a jugar será por que también con ellos jugaron o será por que la chica se lo merecía “kharma” aunque nadie merece que jueguen con uno o una pero bueno … Yo creo que el amor es lo más bonito & que sin ello no podríamos vivir por que estamos rodeados de amor todo el tiempo aunque sean de diferentes maneras pero siempre tenemos a alguien que nos quiera & eso es lo importante. No vale la pena también estar mal por alguien que no te merece por que lo que esta destinado para ti es para ti & ya & lo que no pues lo apartas de tu vida aunque es muy dificil en ciertos casos… Solo doy my opinión :$

    • Manuel Septien
      2 abril, 2015 at 1:34 pm

      No desde luego, yo tampoco pienso eso de que sean las chicas las que busquen una relación más romántica que los chicos, la verdad es que es complicado establecer comportamientos homogéneos dependiendo del sexo. Además cada pareja es muy distinta, incluso con el tiempo el sentido de la relación que hay dentro de la pareja va cambiando con el tiempo, Es difícil hablar con objetividad sobre el amor y sobre las relaciones amorosas. Como se ha comentado en alguna reflexión, la base para que funcionen bien estas relaciones en cualquier fase de la pareja a lo largo de la vida es la sinceridad y la confianza mutua. Pero esto que es fácil decir no siempre es sencillo llevar a la práctica.

  8. 31 marzo, 2015 at 5:23 pm

    Estoy de acuerdo contigo, Candy, en que no podemos meter en dos sacos diferentes y herméticos a hombres y a mujeres. Esto no es una película del Oeste en donde sólo hay buenas y malos.
    Cada mujer y cada hombre nos vamos construyendo “a nuestra única y peculiar manera”. Aunque tampoco podemos olvidar la influencia de los valores y normas de la sociedad en la que vivimos, q. Y desde luego en nuestro entorno difícilmente vemos que se eduque en lo emocional, en dotarnos de herramientas para que podamos expresar lo que sentimos sin hacer daño a nadie, incluidos nosotros/as mismos/as.

    Aunque entiendo los comentarios que se han hecho más arriba sobre los celos, no los comparto del todo: los celos son una emoción, y por lo tanto no pueden tacharse de malos o buenos. Simplemente SON. Lo que quizás sí sea calificable es la gestión que se haga de ellos. Y aquí está la necesidad de la “educación emocional”. Tanto chicas como chicos en muchas ocasiones no sabemos cómo hacer frente a nuestros propios sentimientos, a nuestras emociones que a veces nublan nuestro pensamiento racional. Una educación emocional “de calidad” pasaría por el aprendizaje de qué es lo que sentimos (ponerle palabras no es nada fácil)

  9. 31 marzo, 2015 at 5:38 pm

    Estoy de acuerdo contigo, Candy, en que no podemos meter en dos sacos diferentes y herméticos a hombres y a mujeres. Esto no es una película del Oeste en donde sólo hay buenas y malos.
    Cada mujer y cada hombre nos vamos construyendo “a nuestra única y peculiar manera”. Aunque tampoco podemos olvidar la influencia de los valores y normas de la sociedad en la que vivimos, que siguen fortaleciendo estereotipos raquíticos de cómo debe ser una verdadera mujer (sensible, cuidadora,… sentimental) y un verdadero hombre (agresivo, protector,… frío ante los sentimientos). Y desde luego en nuestro entorno difícilmente vemos que se eduque en dotarnos de herramientas para expresar lo que sentimos sin hacer daño a nadie, incluidos nosotros/as mismos/as.

    Aunque entiendo los comentarios que se han hecho más arriba sobre los celos, no los comparto del todo: los celos son una emoción, y por lo tanto no pueden tacharse de malos o buenos. Simplemente SON. Lo que quizás sí sea calificable es la gestión que se haga de ellos. Y aquí está la necesidad de la “educación emocional”. Tanto chicas como chicos en muchas ocasiones no sabemos cómo hacer frente a nuestros propios sentimientos, a esas emociones que a veces nublan nuestro pensamiento racional y que explotan llevándose a quien pille por delante. Una educación emocional “de calidad” pasaría por el aprendizaje sobre cómo reconocer lo que sentimos (ser capaces de ponerle palabras no es nada fácil) y sobre los mecanismos necesarios para gestionarlos.

    Y aunque quizás las chicas tenemos alguna ventaja en la expresión de sentimientos (no solemos ser censuradas por llorar, por ejemplo), creo que TODAS y TODOS necesitamos aprender a gestionarlos de manera positiva. Para conocernos, aceptarnos y expresarnos de manera adecuada y para conocer y aceptar al otro/a. Ni más ni menos: chicos y chicas, mujeres y hombres conviviendo en armonía, a pesar de (o gracias a) las diferencias.

  10. aminacb2000@gmail.com'
    Anonima
    31 marzo, 2015 at 6:46 pm

    Soy una chica de 15 años y pienso que el tema de las relaciones de amor todos acabamos sufriendo. Cuando se acaban hay que mirar hacia adelante, no hacia atras, ya que siempre recordaremos momentos buenos que nos causarán dolor o rencor. Con el paso del tiempo te das cuenta de todo lo que has aprendido y te quedas con lo bonito. Si tienes una amistad bonita con alguien, a veces si inicias una relación de amor puede terminar bien si la sabes cuidar. En otras ocasiones nos equivocamos y no sabemos valorar la persona como novio, marido,… y lo preferiríamos como amigo. Como no cuides la relación puedes perder un novio y un amigo. Considero que es peor perder un amigo.

  11. Manuel Septien
    2 abril, 2015 at 1:20 pm

    Estaría bien que esta web se convirtiera en una especie de tratado sobre el amor y la amistad y vuestras reflexiones (en este caso las tuyas, “anónima”) contribuyen a ello.
    La verdad es que con el paso del tiempo las experiencias adolescentes y juveniles se ven como una experiencia y una aprendizaje, en el tú con buen criterio. ya estás valorando y dando importancia a la amistad y valorando las relaciones amorosas desde una perspectiva de algo pasado (que no pasajero) del que al final lo que puede quedar, si llevamos la relación con sinceridad, es un buen recuerdo y una buena amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *