Reflexión de las expertas, Servicio Social de Base El Pilar

La adolescencia es una etapa del ciclo vital que tiene su importancia en si misma y también como transición a la juventud y la vida adulta, y considerando que con frecuencia se trata de una etapa de crecimiento en la que la comunicación entre padres/madres e hijos/as se hace más difícil.
Incluso en aquellas familias en la que existía una buena comunicación en la infancia, también necesitan aprender herramientas y estrategias que superen las barreras comunicativas de las que son responsables ambos, padres/madres y adolescentes.
Es fundamental que madres y padres, sean conscientes de los obstáculos que dificultan la comunicación y que los superen, ¿por qué?, porque los diálogos frecuentes y la comunicación en positivo son elementos fundamentales de satisfacción familiar y para el bienestar del/de la adolescente.
La educación de los hijos e hijas es de las cosas que más valoramos y de las que damos más importancia porque es primordial y clave para el desarrollo positivo adolescente.
Hay maneras de educar, hay formas mejores que otras y, desde luego, no da lo mismo hacerlo de una manera que de otra. Hay quien le sale bien, y hay quien necesita aprenderlo o mejorarlo. Para eso, nada mejor que recurrir a las diferentes actividades, charlas, talleres… que nos ofrecen desde los centros escolares, desde los centros cívicos.., tanto padres y madres como para los hijos e hijas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *